Tratamiento de papas para la caída del pelo, estimular el crecimiento y elimina las canas

En la actualidad, la industria cosmética ofrece cientos de productos de cuidado capilar que tienen como principal fin atender a todas las necesidades que tienen las mujeres y los hombres de todo el mundo. Es cierto que la mayoría de estos artículos nos han facilitado la vida y se han convertido en excelentes aliados para conservar una melena saludable y hermosa.

No obstante, en algunos casos su efectividad no ha sido tan buena como se supone que debe ser y, por el contrario, se han convertido en la causa de trastornos y daños en el cabello por la reacción de sus componentes químicos.


Lo que muchos han dejado en el olvido son aquellas soluciones caseras que gracias a sus propiedades tienen la capacidad de fortalecer y nutrir el pelo para estimular su crecimiento y conservar su belleza. En esta ocasión hemos sacado del catálogo natural un remedio que durante muchos años les ayudó a muchas mujeres a mantener su melena joven y abundante: el agua de cáscara de papa.
Se trata de una sencilla solución que puede aportarle brillo natural, al tiempo que fortalece las raíces y disminuye la presencia de canas. ¿Te gustaría probarlo?

Durante mucho tiempo este antiguo remedio de las abuelas aprovechó todas las cualidades nutricionales de las cáscaras para hacer un tratamiento de embellecimiento capilar.

Gracias a su aporte de almidón, su uso sobre el cuero cabelludo y el pelo podría ayudar a fortalecerlo para frenar problemas como la caída y la sequedad. Además de mantenerlo brillante y fuerte, su uso regular podría ser perfecto para prevenir y atenuar esos cabellos blancos que pueden reflejar la edad incluso cuando la persona aún es joven.


Si bien no funciona de una forma tan efectiva como un tinte químico, lo cierto es que al aplicarse con constancia va oscureciendo el pelo para disimular las canas o hacer más profundas las melenas oscuras.

Preparación:

Coloca a hervir las cáscaras de  5 papas en una olla con agua y, cuando llegue a ebullición, baja el fuego y déjalo durante 30 minutos adicionales para obtener un líquido bien concentrado. Cuando esté listo, retíralo de la estufa, déjalo enfriar y vierte el líquido en un frasco pasándolo a través de un colador.

Modo de aplicación:

Basta con lavar el pelo de forma habitual, pero utilizando el agua de cáscaras de papa como enjuague final. Este tratamiento se puede repetir dos o tres veces por semana para notar en poco tiempo una melena más saludable.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario