13 maneras en las que sabes que tu novio es tu mejor amigo

Es saber quién es esa persona y amarlo porque te hace sentir mejor. Es estar juntos porque te sientes más completo con su presencia. No podrías imaginar tomar decisiones sin su visión de los hechos.

1. Es la primera persona a la que le mandas tu selfie ridícula

Ya sea un artículo interesante o un Snapchat de “estoy aburrida”, tu novio es el primero en lista en recibirlo. Aun cuando sientas que estás avergonzándolo completamente con cosas que encuentras en internet, él siempre quiere que lo molestes.

No existe un momento que no quiera escuchar de ti, no importa si es una foto ridícula de Mira-Estoy-Comiéndome-Un-Sándwich.

2. Se pueden sentar todo el día juntos en piyama, sin maquillaje y el pelo revuelto, y te sentirás completamente cómoda

Aun cuando no te sientas o te veas de lo mejor, sabes que tu novio nunca te juzgará por tu apariencia.

No te tienes que vestir para él o sentir que tienes que estar siempre “de humor”. Él es feliz viéndote cómoda, en tu estado natural y siendo tú misma.

3. No es raro cuando dividen la cuenta o comen del plato del otro

Los dos son tan cercanos que no importa quien pague qué, lo que es de él es tuyo y viceversa. Lo mismo va con la comida del plato del otro, el sombrero que lleva o la camisa con la que duermes.

Siempre te quieres poner su ropa y no decirle que te la estás probando. No tienen que estar pendientes del otro en ese sentido.

4. Le gusta escuchar lo trivial que sucede en tu día a día

Siempre que venga de ti, es fascinante.

-“Mi amigo del trabajo me dio vino para la Navidad y luego caminé por la Calle 21. Paré y me compré un imán”.

-“Vaya, amor. Eres inspiradora. No sé como lo logras”.

5. Tienen infinitas bromas internas

Los dos prácticamente hablan su propio idioma. Se molestan con juguetones sobrenombres que derivan de los meses de experiencia que llevan juntos.

A veces se siente como si tú y tu novio vivieran en una burbuja.

6. Los dos se mantienen despiertos hablando por horas

No es como esas piyamadas con conversaciones chistosas y ridículas de cuando eras niño. Se mantienen hablando de teorías de conspiración, de rumores, de consejos de vida.

No importa si tienen que trabajar en la mañana, estar cansado vale completamente la pena si pudieron hablar en la cama.

7. Tienen peleas e inmediatamente se olvidan de ellas

Es difícil mantenerse enojada por más de 15 minutos cuando él llega con flores. Sin importar sobre qué estén peleando, no significa nada comparado con cuanto se aman.

Cuando lo pones en esa perspectiva, los dos se dan cuenta que no es productivo pelear más.

8. Los dos se aman aún más durante esos días cuando son ridículos juntos

Bailar al unísono con las manos con una canción de Taylor Swift, emborracharse con una botella de vino, bailar ridículamente a propósito con un jingle de comercial, mandar millones de mensajes seguidos solo porque puedes; son esos momentos tontos que sacan lo mejor de ti y tu novio.

Te sientes tan afortunada de haber encontrado a alguien que aprecie tu versión del baile del robot.

9. Las cosas asquerosas que haces no importan

Puedes usar los mismos pantalones de gimnasia todo el fin de semana y él ni siquiera se va a dar cuenta. No te vas a lavar el pelo aún si están en la ducha juntos.

Es completamente normal tener conversaciones mientras uno esté en el baño. Él es tu mejor amigo. No hay nada que esté fuera de los límites.

10. Sentirá compasión cuando estés en tus días

“Tengo el peor de los calambres ahora. Perdón por ser enojona, mi periodo es un monstruo que sangra”.

“Amor, no es tu periodo. Es nuestro periodo”. Sin parpadear.

11. Puedes decirle todo sin miedo

Sabes que no te juzgará o sacará conclusiones apresuradas o lo usará en tu contra en el futuro.

La diferencia entre solo ser un novio y ser un mejor amigo además, significa ser capaz de decirle al otro las cosas más difíciles, vergonzosas, terribles, sucias e increíbles.

12. Hacerse bromas siempre es en modo juguetón

Nunca te lo tomas personal cuando te asusta y estás con una taza caliente porque sabes que te vengarás al cambiar de cajas los cargadores.

Comparten el mismo sentido del humor y están en la misma página cuando se trata de diversión. Definitivamente hace que las cenas familiares sean más interesantes.

13. Él te tranquiliza

Todos tenemos momentos tensos y calientes cuando no estamos pensando claramente y nuestra cabeza va en espiral hacia un hoyo mental.

Él te quiere lo suficiente para que no te gane y no le da miedo intervenir cuando no puedes confiar en tus instintos. Él quiere lo mejor para ti y por lo tanto sabe cómo tranquilizarte.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario