Ir al contenido principal

Alcoholismo, principal causa de várices esofágicas

El alcoholismo es la causa principal de daño al hígado, lo que condiciona cirrosis hepática para posteriormente generar várices esofágicas, aunque existen otras afecciones como la hepatitis crónica, sobre todo las de tipo B y C, informó el médico internista del IMSS, Manuel López Varela.

En un comunicado, el especialista de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria 55, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, señaló que "cuando un paciente tiene problemas de salud con la circulación de sangre en el hígado, se da un aumento y se dilatan las venas generando várices esofágicas".

Apuntó que el esófago es un tubo por el que pasa el alimento de la boca al estómago, y se encuentra circundado por venas para condicionar la circulación de la sangre que se oxigena para su correcto funcionamiento, este sistema se encuentra asociado a la circulación del hígado.

Desafortunadamente las várices esofágicas no provocan síntomas hasta que llegan a reventarse por el aumento de la presión en las mismas, e incluso por el paso del alimento al provocar la ruptura; se llegan a generar hemorragias masivas y en ocasiones letales, subrayó.

El especialista comentó que debido a que la principal causa es el alcoholismo, esto condiciona a que personas de 30 a 50 años de edad presenten este tipo de várices.

Por lo anterior, el doctor López Varela exhortó a la población a evitar el alcoholismo para no desarrollar este padecimiento y, en caso de presentarse, atenderlo de manera urgente y oportuna para evitar mayores riesgos a la salud y lograr una mejor calidad de vida.
Foto Archivo

Comentarios