¿Qué peligros encierran las cajas de pizza?

Muchas cajas de pizza contienen productos químicos nocivos para la salud, lo que ha motivado a actuar al Consejo para la Defensa de Recursos Naturales estadounidense.

Muchas cajas en las que se reparten las pizzas podrían representar una amenaza para la salud debido a los componentes químicos que contienen, por lo que el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) ha realizado una serie de peticiones para prohibir dichas sustancias nocivas, informa Mic.

Las cajas de pizza, al igual que otros tipos de envases de alimentos, contienen en su composición perfluorocarbonos (PFCs), utilizados para que los envoltorios sean resistentes a la acción del agua y de la grasa, así como percloratos, usados como agente antiestático en el sellado de los envases alimenticios.

Estos compuestos químicos están relacionados con graves afecciones para la salud como pueden ser la disfunción tiroidea, un desarrollo lento prenatal y postnatal cerebral o la degeneración testicular.

En 2011 la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) prohibió el uso de los compuestos perfluorados a los fabricantes estadounidenses tras comprobarse estos efectos nocivos, pese a lo cual esta sustancia química se sigue encontrando en las cajas y envases de los alimentos.

Esta es la razón por la que el NRDC ha realizado dos peticiones a dicha agencia estadounidense. Una de ellas dirigida a evitar que los PFCs se encuentren en los alimentos a raíz de la importación de envases alimenticios de China y la India, y la otra encaminada a la prohibición del perclorato en envasado de comida.

"La Agencia de Alimentos y Medicamentos debe garantizar que los perfluorocarbonos, después de haber pedido que los productores nacionales dejen de usarlos, no consigan introducirse en nuestro suministro a través de las cajas de pizza o los envoltorios de sándwiches hechos en el extranjero”, afirma Erik D. Olson, director estratégico del NRDC.

Asimismo, a principios de este año se detectó la existencia azodicarbonamida en los envases de los envoltorios de productos de comida rápida, compuesto químico sintético utilizado para fabricar tapetes de yoga, suela de los zapatos y de la piel artificial.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario