¿Es peligroso hacerte una resonancias magnéticas si tienes tatuajes?

Existe la creencia (gracias, NAN) de que si uno se hace un tatuaje no puede hacerse una resonancia magnética, y lo cierto es que muchas personas tatuadas eventualmente algún día tendrán que pasar por un tratamiento de escaneo a través de una máquina de Imagen por Resonancia Magnética (IRM), ya que es algo bastante más normal de lo que muchas veces pensamos.

Pero ¿es cierto esto? ¿Una persona puede verse afectada o lastimada durante una resonancia magnética si tiene tatuajes? ¿Qué tanto hay de cierto en esta creencia? Lamentablemente mucho.

Esto es lo que intentaremos dilucidar hoy.

Como hemos visto, algunas tintas para tatuajes están hechas con componentes metálicos. Y las IRM funcionan justamente reaccionando al metal. Estas máquinas son muy potentes, reaccionando fuertemente ante cualquier metal. Es por esto que las personas que pasan por esta máquina no pueden llevar nada metálico con ellas, ya que puede causar graves daños: un implante dental, un marcapasos u otro elemento ferromagnético será potentemente atraido por la máquina, sin importar lo que se le interponga en su paso, pudiendo llegar a causar severos problemas.

La IRM tiene al menos 10.000 veces la fuerza del campo magnético del centro de la tierra. Es tan fuerte que incluso metales en pequeñas dosis reaccionarán, como un arito, llaves o un clip.

Pero ¿Y los tatuajes?

Hay evidencias médicas de que sí, de que los tatuajes pueden ser un problema.

El problema en su mayoría es con los tatuajes viejos, ya que hace 20 años la tinta tenía pequeños fragmentos de metal en su composición. Las personas que tienen tatuajes con tinta compuesta por metal (tatuajes de hace más de 20 años o hechos con tinta casera) sufren dolores, ardor, y hasta quemaduras severas al pasar por una IRM. En otros casos simplemente sienten un cosquilleo eléctrico, y a veces no sienten nada, pero la IRM da errores.

Pero hoy en día la tinta tiene otra calidad y, si el sitio donde te tatuaste es de fiar, no debería haber problemas.

¿Cómo saber si tu tinta contiene metal? Es muy difícil averiguarlo, a menos que accedas a un detector de metales muy poderoso o puedas ver los ingredientes que componen la tinta de tu tatuaje (leyendo el envase de tinta o preguntándole a tu tatuador). Si hay óxido ferroso (de hierro) u otro metal magnético, entonces probablemente haya problemas.
De cualquier forma, es algo muy improbable hoy en día, incluso muchas tintas de hace 20 años tampoco tenían metal. Igualmente siempre es bueno advertirle al especialista de que tienes tatuajes, y él decidirá pertinentemente si conviene o no hacerte una IRM o si debes buscar un método alernativo.

Fuente: bodyart.batanga.com
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario