8 Métodos para cargar el celular cuando no hay un enchufe cerca

Más allá de llevar una batería de repuesto en el bolsillo, poco puede hacer hoy un usuario para solucionar este problema.

Por eso, mientras esperamos que alguien invente por fin una pila que no se descargue a las primeras de cambio, lo mejor es hacerse con alguno de estos diez ingeniosos sistemas que nos permitirán resucitar cualquier teléfono móvil aunque no dispongamos de un enchufe a mano. Todo sea por no perder esa llamada importante o dejar de trastear con nuestra aplicación favorita.

1.- Cargador solar: Aquellas personas que pasen mucho tiempo al aire libre o sean amantes de las actividades en la naturaleza pueden optar por un cargador solar para mantener operativos sus teléfonos móviles. Los sistemas más habituales emplean mochilas con paneles solares que acumulan la energía en pequeñas baterías que luego se emplearán para recargar el teléfono. Aunque no es el sistema más eficiente, proporciona la energía extra suficiente para sobrevivir durante mucho tiempo.

2.- Cargador para el coche: La opción de conectar un cargador a la toma de 9 voltios del coche existe desde el mismo nacimiento de la telefonía móvil. Por ello, es una de las alternativas más extendidas y conocidas. En la actualidad, muchos vehículos poseen conexiones USB integradas en sus equipos de sonido que permiten también la carga de los dispositivos. Sin embargo, es más eficiente utilizar uno de estos cargadores conectados a la toma del mechero.

3.- Batería externa: En el mercado existen numerosas baterías externas que se conectan al teléfono móvil a través de un puerto USB para darle un tiempo de vida extra. Algunos de estos modelos poseen energía suficiente para recargar completamente más de un dispositivo. Se trata, sin duda, de una de las mejores soluciones.

4.- Cargador para bicicletas: Los más deportistas pueden usar Siva Cycle, un dispositivo que, conectado a la rueda de una bicicleta recarga una pequeña batería capaz de alimentar toda clase de teléfonos móviles o pequeñas cámaras de vídeo. Su funcionamiento se basa en el de las dinamos que dan corriente a las luces de estos vehículos.

5.- Cargador inalámbrico: Los cargadores inalámbricos no están disponibles para todos los teléfonos ni son tan eficientes como una conexión directa. Sin embargo, aportan mucha comodidad, ya que para cargar el dispositivo basta con depositarlo encima de la mesa donde está la base del cargador inalámbrico. El proceso de carga se iniciará de forma completamente automática.

6.- Funda con batería extra: Este sistema es otro de los más extendidos, sobre todo entre los usuarios de teléfonos que no permiten la sustitución de la batería. Se trata de una funda protectora específicamente diseñada para el terminal en cuestión y que incluye una batería en su interior. Su mayor inconveniente es que aumenta considerablemente el peso y el grosor del aparato, lo que puede dificultar su uso.
7.- La estufa cargador: CampStove es una pequeña estufa de leña que puede transformar parte de la energía proporcionada por el fuego en electricidad para cargar los dispositivos mediante una conexión USB. Posiblemente no sea una de las alternativas más populares, pero puede ser muy útil para los aficionados a acampar en la naturaleza.

8.- El enchufe, batería y cargador todo en uno: Este proyecto financiado a través de Kickstarter promete fusionar el cargador y la batería en un mismo dispositivo. Así, mientras el aparato está enchufado a la corriente, además de alimentar el dispositivo móvil, carga una batería interna que proporcionará un extra de energía al teléfono cuando no se disponga de un enchufe.

Fuente: ABC
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario