17 cosas que debes saber al salir con alguien que ama estar sol@

1. Nos cuesta mucho comprometernos

No porque no nos importe o porque no queramos, simplemente protegemos nuestro tiempo a solas como una leona protege a sus cachorros: ferozmente.

2. Si nos vamos a comprometer, tenemos que disfrutar el tiempo contigo tanto como disfrutamos pasar tiempo a solas

La buena noticia es que si es que nos comprometemos, somos tuyos completamente. Estamos contigo porque elegimos estarlo, no porque no queramos estar solos.

3. A veces desaparecemos

Vamos a desaparecer a veces para despejar la cabeza, pensar o para existir solos de vez en cuando. No eres tú, somos nosotros. En serio.

4. Vamos a necesitar tomarnos unas vacaciones a solas

Sí, porque viajar y explorar por nuestra cuenta es una experiencia totalmente distinta. Esto es esencial para nuestra persona, y es lo que necesitamos para volver a ser nosotros mismos.

5. También necesitamos tiempo a solas si viajamos juntos

Obviamente vamos a querer salir de vacaciones contigo, pero incluso en esa circunstancia vamos a necesitar algún rato para estar solos. Aunque sea fácil tomárselo como algo personal… no es para nada personal. Procesamos nuestra experiencia de distintas maneras cuando estamos contigo que cuando estamos solos. No es porque una sea mejor que la otra, pero queremos tener las dos.

6. Vamos a necesitar nuestra libertad y espacio como necesitamos respirar

Si eres el tipo de persona dependiente que necesita estar pegada a la cadera de su pareja, lo vas a pasar mal estando con nosotros. No queremos hacerte daño al pedirte nuestro espacio, pero es parte de nuestras prioridades en una relación.

7. Trata de darte cuenta de cuándo necesitamos pasar tiempo a solas

Habrán puntos extra si salimos con alguien que tuviera un sexto sentido para saber cuándo darnos el espacio que necesitamos sin que tuviéramos que pedirlo.

8. No nos interrumpas si estamos solos

Si nos interrumpes cuando estamos leyendo, prepárate para enfrentarte a la máxima consecuencia: la ley del hielo… al menos hasta que terminemos el libro.

9. Aunque podamos ser un poco exagerados en nuestra devoción por el tiempo a solas, cuando estamos contigo estamos realmente contigo.

No eres alguien con quien pasamos tiempo por conveniencia, aburrimiento o soledad. Nunca buscamos satisfacer esas necesidades. Cuando estamos pasando tiempo contigo, literalmente no hay nada más que preferiríamos estar haciendo.

10. No siempre necesitamos estar haciendo cosas

Estar en nuestra habitación a solas pensando es suficiente para nosotros.

11. Somos altamente sensibles a estímulos exteriores

Nos damos cuenta de los más mínimos cambios. Eso nos convierte en novios y novias empáticos y compasivos, pero también implica que necesitamos que nos digas si hay algún problema. Podemos sentir que algo te está molestando, es mejor si nos cuentas qué es.

12. Nos encanta que quieras tener vida fuera de la relación

Si estás buscando a alguien independiente con sus propios intereses y vida fuera de la relación, somos nosotros. ¡No busques más!

13. Si necesitas tiempo a solas, vamos a estar felices de dártelo

Y lo haremos con tanto entusiasmo que vas a pensar que no queremos pasar tiempo contigo. ¡Sí queremos! Pero, siempre estamos felices de recibir tiempo a solas.
Feliz
14. Sé paciente

No te alarmes si despertamos un sábado en la mañana y decidimos de la nada que necesitamos irnos por un par de días a viajar un poco o a una cabaña. Esto es lo que hacemos.

15. Estar en el mismo lugar es suficiente para disfrutar de la pareja

Una cita entretenida para nosotros sería si ambos estuviésemos leyendo nuestros respectivos libros en un café juntos. En el mismo lugar pero sin la necesidad de hablar o de hacer algo. Lo más romántico.

16. Somos amantes, no combatientes

Amamos mucho la paz como para perturbar nuestro zen con una pelea sobre algo que no necesita ser discutido. Claro que podemos pelear de vez en cuando, porque es inevitable, pero preferimos dialogar antes que discutir

17. Lo más importante que tienes que saber sobre nosotros es que nuestra necesidad de pasar tiempo a solas no tiene nada que ver con nuestros sentimientos por ti.

Son cosas completamente distintas y separadas. Nos gustas independientemente de que nos guste estar solos. Si puedes entender eso y aceptar nuestra personalidad desvanecedora, entonces vas a descubrir que somos tan devotos a ti como a nuestra devoción de estar solos. Y eso es muchísima devoción.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario