Trucos caseros para limpiar la tapiceria del coche

Lo primero es aspirar la tapicería del coche para después pasar a quitar las manchas que han quedado en ella.

Es posible eliminar las manchas de la tapicería del coche usando unas soluciones caseras o limpiadores de hogar como vamos a ver a continuación.

En el caso de que sean manchas muy difíciles podemos comprar en las tiendas especializadas de coches productos más específicos pero en general con los productos caseros vamos a tener más que suficiente.

Por ejemplo para las manchas de grasa o aceite podemos aplicar agua mezclada con un desengrasante que sea algo fuerte y en el caso de que no sirva podemos aplicar benzol.

Las manchas de vómito se quitan fácilmente frotando con una balleta o un cepillo de pelo de media dureza y agua con jabón.

Las manchas de la tapicería del coche que sean de tinta las quitamos haciendo una mezcla a partes iguales de agua con alcohol.

Las de chocolate se quitan echando encima de ellas un poco de jabón líquido y pasando un trapo o balleta humedecida con agua.

Si son de café el agua fría, con un hielo e incluso con un limpiador especial para cristales las sacaremos bien.

Si la tapicería del coche se nos mancha de sangre podemos aplicar algún limpiador especial para tapicerías en forma de espuma seca.
Cuando las tapicerías imitan la piel prepararemos una solución a base de bicarbonato con agua, que pondremos en un paño suave y pasaremos por la tapicería del coche. Después enjuagamos los asientos con una mezcla de agua con detergente y después lo secaremos usando un paño seco.

Es importante que cuando usemos bicarbonato este quede bien diluido en el agua ya que es posible que se dañe la tapicería si la mezcla no está bien diluida

En el caso de que sean tapicería de tela, aplicar una mezcla de agua, vinagre y detergente líquido funciona bastante bien. Se prepara la solución con la ayuda de un paño limpio lo aplicamos en toda la tapicería.

Cuando las manchas son de barro lo mejor es antes de esparcir las machas, dejar que se sequen. Una vez secas aplicamos un cepillo que tenga cedras suaves y después aspirar los restos que salgan. Si después las manchas persisten podemos aplicar agua con jabón.

Para las tapicerías de cuero lo mejor es un cepillo suave o un trapo seco para quitar bien el polvo y después aplicar una crema específica para las tapicerías de cuero que se encuentran en las tiendas de coche especializadas.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook