Las 10 cosas que debes evitar un vuelo aéreo para evitar ser ese pasajero indeseado

Ciertos vuelos pueden hasta convertirse en toda una pesadilla por el comportamiento de algunos pasajeros que suelen olvidar que los aviones son espacios colectivos en los que se debe obrar con sentido común. Y aunque en algunos casos la imprudencia o el desconocimiento son los responsables, en otros es manifiestamente intencional.

A continuación un “protocolo” para evitar ser ese pasajero indeseado.
1. No te sientes donde no te corresponda. Cada quien tiene su silla asignada (a menos que sea una aerolínea de bajo costo). Hay quienes, aún sabiendo cuál es su lugar, se ubican en otro porque prefieren el pasillo o la ventana. Y lo que hacen es retrasar la operación y generar malestar. Si hace el ‘check in’ vía internet o si llega temprano al aeropuerto, podría tener la opción de escoger una mejor ubicación.

2. Presta atención. Hay quienes ignoran a la tripulación cuando da las recomendaciones de seguridad. Esta información podría salvarle la vida.

3. No te quites los zapatos, y menos las medias. Por más que quiera descansar, piense que tal vez podría generar malos olores en el avión.

4. El equipaje de mano es eso: de mano. Hay personas que, además de la maleta permitida, llevan varios paquetes. Y terminan dejando sin espacio a otros pasajeros.

5. Aunque tienes derecho a reclinar su silla, hágalo con moderación y consideración con el pasajero que va detrás de usted. Además de incomodarlo, puede lastimarlo. A la hora de las comidas, ponga su espaldar vertical. Y no clave las rodillas en el espaldar de adelante.
6. No te cortes las uñas ni te las limes o pintes. Evita cualquier rutina de la limpieza personal en la cabina.

7. Trata con respeto al personal de servicio a bordo. Y obedece las normas, así no estés de acuerdo con ellas.

8. Apaga el teléfono cuando te lo pidan. Hay aviones que no permiten el uso de teléfonos, ni siquiera en modo avión, y aun así hay gente que los prende.

9. Si viajas con bebés, avisa con anticipación para que te asignen un espacio conveniente. Si vas con niños más grandes, cuida y vigila su comportamiento: no permitas que golpeen la silla de adelante o que se levanten todo el tiempo a jugar. En este, como en otros espacios colectivos, hay que controlar a los menores de edad.

10. No siempre hay que buscar ser amigo del pasajero que va al lado. Hay quienes se empeñan en entablar una conversación pese a las señales de desinterés del otro. Si vas acompañado, evita hablar o reír muy fuerte.

Fuente: El País
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario