5 objetos esenciales para las salidas con bicicleta de carretera

Salir a hacer ciclismo es algo que nos gusta a muchos. Normalmente relaciono la práctica del ciclismo con una vida sana por ser un deporte de bajo impacto, no tener que sostener nuestro peso como salimos a correr, hace que nuestras articulaciones no se resientan tanto con la práctica del ciclismo.

Normalmente, las principales molestias ocasionadas en la práctica del ciclismo vienen dadas en nuestro trasero con las primeras salidas. Para evitar estos problemas es importante elegir un buen sillín, si eres mujer también es necesario meditar esta elección, porque los sillines son totalmente diferentes. Una vez lo tengamos, recordar ajustarlo correctamente antes de salir a pedalear.

Ahora bien, ¿qué pasa si solemos entrenar solos en el ciclismo de carretera? No podemos estar constantemente dependiendo de familia o amigos que nos vayan a asistir cada vez que tenemos un percance en nuestra bicicleta. Lo ideal es llevar algunos repuestos para solventar la mayoría de los problemas que pueden ocurrir en nuestras salidas. Evidentemente hay casos excepcionales y no por eso vamos a cargar con la tienda de ciclismo a cuestas, a continuación repasaremos esos repuestos que son excepcionales en nuestras salidas.


Un bombín – Hay accesorios muy pequeños, algunos no llegan a superar los 30 gramos y son capaces de dar 8 kilos de presión a nuestras ruedas. Son más caros pero la ligereza se paga.

Una cámara de repuesto – Es vital llevar una cámara de repuesto (a menos que usemos tubular) para entrenar. Esta nos sirve en caso de cortes, pinchazos o reventón. Para evitar pinchar las cámaras actuales llevan una lámina de kevlar interior que funciona muy bien. En general ruedas como la Michelin Pro Race suelen funcionar bastante bien en este aspecto.

Un adaptador de válvula ancha – La mayoría de los bombines que se suelen llevar no alcanzan la presión indicada para circular correctamente. Si hemos pinchado seguramente vayamos con aire de menos y podamos hinchar en la gasolinera nuestra rueda para seguir circulando como si nada hubiese pasado.

Una malla para la cadena – Las cadenas no suelen romperse si las tenemos al día, pero una malla para la cadena no pesa nada y nos puede sacar de un buen apuro.

Desmontables – Las ruedas de carretera son muy difíciles de desmontar, los desmontables nos facilitarán la tarea y cogen en nuestra camiseta o botellín de accesorios de emergencia.

El teléfono móvil – Ante emergencias inesperadas (rotura de cuadro, atropello, rotura de cambio, etc.) no podemos llevar un accesorio para cada problema. En estos casos es recomendable llevar un teléfono y asegurarse de que alguien nos puede coger. No vas a usarlo normalmente, pero te puede sacar de un buen apuro. Alguna vez me he quedado tirado y he tenido que arreglármelas para llegar a casa sin él, no he vuelto a dejarlo.
¿Te parecen muchos accesorios para tus salidas normales? Nos gustaría saber qué accesorios llevas tu en tu bicicleta, si normalmente llevas estos, alguno más o alguno menos. Si tus entrenamientos son en un circuito pequeño donde puedes volver andando a casa de forma sencilla (no más de 1 o 2 km) quizás puedas prescindir de ellos pero, de lo contrario, es vital llevar todo esto encima.

Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook