No juzgues a la gente antes de que realmente los conozcas - Reflexión

Un chico de 24 años viendo a través de la ventana del autobus gritó:

- “¡Papá, mira los árboles como van corriendo detrás!”

El Papá sonrió y una pareja de jóvenes sentados cerca, miro al joven de 24 años con conducta infantil y murmuraron que ya estaba viejo como para andar diciendo eso de pronto, otra vez exclamó:

- “¡Papá, mira las nubes están corriendo con nosotros!”

La pareja no pudo resistirse y le dijo al anciano:

- “¿Por qué no llevas a tu hijo a un buen médico?”

El anciano sonrió y dijo:

“Ya lo hice y apenas estamos viniendo del hospital, mi hijo era ciego de nacimiento, y hoy por primera vez puede ver”…

La pareja de jóvenes quisieron tragarse lo que habían dicho… Cada persona en el planeta tiene una historia. No juzgues a la gente antes de que realmente los conozcas. La verdad puede sorprenderte…. Las personas a veces son tan estúpidas, que no miden lo que hacen, sin darse cuenta que pueden lastimar a otras personas.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook