La historia del niño que drenó un lago completo en busca de su celular

El apego a los teléfonos inteligentes es bien sabido a distintos niveles por todos lo que tienen uno, pero este niño lo llevó al extremo.

Mientras estaba en un viaje de pesca con sus amigos se le cayó el iPhone al lago decidiendo drenarlo.

Después de solicitar a los hombres-rana de la localidad que lo ayudaran a encontrar el teléfono y de que estos lo rechazaran, el niño de 16 años se escapó por la noche hacia la laguna armado con una poderosa bomba de agua y dos caballos.

“Pensé que dos bombas drenarían suficiente agua de la laguna para que pudiera encontrar mi teléfono”, le dijo el niño al diario local en Colonia. “Sabía que el teléfono probablemente estaría muerto pero quería recuperar la tarjeta de datos con los números, fotos y videos de mis amigos”.

Lo más ridículo, quizá, es que el joven pensó que si dirigía el agua hacia el retrete del parque podría salirse con la suya; nunca imaginó que el retrete no tenía sistema de aguas residuales y que acabaría inundando todo el parque. Cuando llegó el dueño y se dio cuenta llamó a la policía.

Se le ordenó al joven pagar los daños del lugar, la operación de limpieza y el agua con la que rellenarían el pozo. Y aunque no recuperó su celular, se mostró orgulloso: “Casi funciona”, dijo.

Fuente: Pijama Surf

Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook