¿Cómo hacer que un recuerdo malo sea bueno?

Un equipo de científicos ha conseguido transformar recuerdos negativos en positivos al activar artificialmente circuitos neuronales del cerebro de ratones

Primero, generaron en los ratones malos recuerdos asociados a un lugar, y luego los volvieron agradables, o viceversa, sin necesidad de volver al sitio en cuestión.

Las neuronas que albergaban el recuerdo del lugar fueron reactivadas en un contexto emocional diferente, y así modificaron la asociación.

Tal como señalan los investigadores, el trabajo, que publica la revista científica Nature, ofrece la posibilidad de entender mejor cómo se forma y cambia la memoria emocional.

“La emoción está íntimamente asociada con memorias de eventos pasados y episodios, pero la ‘valencia’ – el atractivo o aversión de los recuerdos – es maleable”, dijo Susumu Tonegawa, investigador del Centro Riken-MIT para la Genética de Circuitos Neuronales en Massachusetts, EU, y autor del estudio.

Tonegawa puso como ejemplos un asalto o unas vacaciones felices: experiencias que pueden hacer que uno tema caminar por una calle en particular o que sienta especial predilección por una playa.

Todos sabemos que esta clase de asociaciones emocionales pueden cambiar con una nueva experiencia. Por ejemplo, los recuerdos de una playa favorita pueden volverse amargos con las noticias de un ataque de tiburón.

Los terapeutas actualmente utilizan esta maleabilidad para tratar a víctimas de traumas o personas con depresión, intentando reemplazar las asociaciones negativas con otras positivas.
Pero Tonegawa y su equipo han conseguido identificar algunas de las conexiones que hacen que esto ocurra dentro del cerebro.

Hace dos años, los científicos mostraron que podían marcar las células que alojan un nuevo recuerdo temeroso en el cerebro de un ratón y activarlas otra vez en otro momento para provocar un comportamiento miedoso.

Luego, en 2013, marcaron el recuerdo de un lugar y lo activaron después mientras aplicaban a los ratones leves descargas eléctricas. Esto creó una falsa asociación de miedo con el sitio original.

Ahora han conseguido cambiar el contenido emocional, alegre o temeroso, de un recuerdo de un extremo al otro.

Fuente: BBC Mundo
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook