La enfermedad del beso ¿Cómo se trasmite?

El Virus Epstein-Barr, que se transmite principalmente a través de la saliva, provoca llamada enfermedad del beso.

“Se transmite principalmente a través de la saliva y se mantiene latente a lo largo de la vida de quien lo ha padecido”, explicó en un comunicado el profesor Arturo Eguiza Salomón de la Clínica de Infectología del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Si analizamos serológicamente en México a 100 individuos de menos de 20 años, podremos comprobar que por lo menos 90 por ciento ya ha padecido esta enfermedad; en Estados Unidos se habla de una prevalencia de 75 por ciento en adultos jóvenes”, dijo.

El virus, que se caracteriza por su distribución universal, no tiene un patrón estacional, ni predominio en el género, y aproximadamente 20 por ciento de sus portadores carecen de síntomas.

Eguiza Salomón dijo que los individuos que han padecido la enfermedad tienen una eliminación intermitente del virus durante toda la vida, el periodo de incubación es de 30 a 50 días, y la forma de presentación de la enfermedad depende de la edad.

“En los países subdesarrollados como el nuestro, generalmente el contagio ocurre en los primeros años de vida, habitualmente antes de los 5 años, pues hay evidencias de que el 50 por ciento de los niños en México menores de 5 años ya padeció esta enfermedad.

“Ello, claro, en forma subclínica (sin manifestaciones clínicas evidentes), en tanto que los preescolares la presentan en forma clínica, pero exclusivamente como faringitis exudativa, muy similar a la producida por estreptococo o adenovirus”, puntualizó.

Eguiza Salomón mencionó que inicialmente las manifestaciones son menores y se relacionan con fiebre de baja intensidad, astenia (fatiga), cefalea y náuseas.

El diagnóstico se realiza con base en criterios clínicos (manifestaciones ya citadas), hematológico (estudio que muestre aumento de los glóbulos blancos e incremento importante de linfocitos, así como de linfocitos atípicos) y serológico (desarrollo de anticuerpos heterófilos y de anticuerpos del Virus de Epstein Barr).

Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook