El uso del dispositivo intrauterino podría generar un mayor riesgo de cáncer de mama

Los anticonceptivos modernos radicalmente cambiaron las vidas de las mujeres, pero no están libres de riesgos.

En un nuevo estudio de la revista Obstetrics and Gynecology se encontró que el sistema intrauterino que libera levonorgestrel (LNG-SIU) o el dispositivo intrauterino (DIU) que libera progesterona, podrían asociarse con una incidencia de cáncer de mama mayor de la esperada.

Esta forma de DIU fue desarrollada originalmente como un anticonceptivo, pero después también fue utilizada como tratamiento para mujeres que tienen periodos fuertes (menorragia) así como endometriosis y dolor pélvico crónico.

Levonorgestrel es una progesterona sintética, que es una hormona que naturalmente se produce en el cuerpo de una mujer. Regula la ovulación. La hormona causa cambios en el revestimiento del útero y en la mucosa del cuello uterino lo que dificulta que el esperma llegue al útero, dificultando, por lo tanto, la concepción. Debido a que fortalece el revestimiento del útero, ayuda a reducir el sangrado.

Levonorgestrel también es la hormona utilizada en el anticonceptivo Plan B, mejor conocido como la píldora del día siguiente.

En este estudio, los investigadores finlandeses del Departamento de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Hyvinkää en Hyvinkää, Finlandia, querían examinar la asociación entre el uso antes de la menopausia del LNG-SIU y las tasas de cáncer, especialmente cuando se trataba de adenocarcinoma del endometrio (cáncer de la pared uterina).

En el estudio se analizaron a más de 93,000 mujeres finlandesas de entre 30 y 49 años. Todas utilizaron el DIU que liberaba hormonas para tratar sus periodos fuertes desde 1994 hasta 2007.

En ese tiempo, hasta el 60% de todos los LNG-SIU en Finlandia fueron utilizados para periodos fuertes y no como anticonceptivo.

Los investigadores encontraron que con el paso del tiempo, el dispositivo no aumentó significativamente el riesgo de cánceres uterinos, de ovarios, pancreáticos y de pulmón. Pero los investigadores vieron un aumento en la cantidad de casos de cáncer de mama, especialmente en mujeres que tenían entre 45 y 49 años, en comparación con las mujeres de la población general que no utilizaban este DIU en particular.

“La cantidad de casos nuevos diagnosticados de cáncer de mama entre las mujeres finlandesas que utilizaban LNG-SIU para la menorragia fue 19% mayor que en la población finlandesa en general”, dijo la médico Tuuli Soini, la autora principal del estudio.

Sin embargo, en la investigación no se dice que este tipo de DIU causa cáncer de mama. Soini también añadió que “una limitación de nuestro estudio fue que las mujeres que tenían una fuerte menstruación podrían representar a un grupo selecto de mujeres que podrían tener otros factores de riesgo para el cáncer, como factores relacionados con el estilo de vida, factores genéticos, para nombrar algunos”.

De acuerdo con Soini, este estudio es el primero que vincula el uso de LNG-SIU antes de la menopausia y el cáncer de mama.

En dos estudios anteriores no se reveló un riesgo aumentado de cáncer, según el estudio.

Para los médicos esta investigación es una nueva pieza de información que pueden transmitir a esas pacientes.

"Es un gran recordatorio de que necesitamos sopesar los beneficios de algunos de estos métodos con sus riesgos”, dijo la médico Angela Marshall, directora de Comprehensive Women’s Health, un centro de especialidades en Silver Spring, Maryland en Estados Unidos. “Necesitamos educar a nuestras pacientes, porque muchas de estas terapias pueden funcionar, pero algunas podrían tener efectos secundarios graves. Las mujeres necesitan saberlo. Después dependerá de la paciente, junto con la guía de un médico, tomar una decisión”.
Los autores del estudio concuerdan.

“El uso de LNG-SIU parecía proteger contra el cáncer endometrial, que es un tipo común de cáncer que aumenta continuamente en la población”, dijo Soini. “Todavía estamos convencidos de que el LNG-SIU es la mejor modalidad de tratamiento para el sangrado menstrual fuerte, un problema común de salud que afecta la calidad de vida de una gran proporción de la población femenina en general. Ciertamente dudamos en recomendar algún cambio de las pautas clínicas de manejo de la menorragia”.

Soini también señaló, “sin embargo, los beneficios de salud y los riesgos de salud deben ser considerados cuidadosamente mientras se aconseja a pacientes con menorragia, en relación con cualquier terapia hormonal o quirúrgica”.

Fuente: Mexico.cnn.com
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook