Ir al contenido principal

5 clases de hombres con los que nunca te casarás

Si crees que ya es tu momento de sentar cabeza, comenzarás a mirar a tu chico con esos ojos. Lamentablemente, los tiempos de las mujeres no siempre son los mismos que los de los hombres, y en la idea de matrimonio sobre todo.

A la hora de hablar de casamiento y planes a futuro, podrás toparte con distintos tipos de hombres. He aquí las clases de hombres que le escapan al compromiso… porque de una manera u otra evitarán el tema.

#5 El que necesita ayuda para estar listo
En este tipo de hombre, la necesidad de ayuda arraigada en su vida y propias inseguridades lo llevarán a nunca tomar la gran decisión de dar el sí. Necesita de una mujer, o sea tú, para sentirse digno y pedirle que le ayude “hasta que se sienta listo” para dar grandes pasos.

Lo lamentable es que nunca estará listo, y te quedarás esperando.

#4 El que no se atreve a más que hablar de matrimonio
Sabe que las mujeres creemos en las acciones y no en las palabras, y se atreve a hablar de matrimonio o planes a futuro contigo. Pero no te ilusiones, ya que eso será todo lo que hará: hablarlo, sin tomar nunca una decisión o llegar a alguna acción.

Así, todo se irá en palabras, incluso las discusiones sobre el tema.
#3 El que sólo te escucha hablar de matrimonio
Será todo oído cuando hables sobre tus planes de boda, el tipo de fiesta que deseas y hasta la casa en la que te gustaría vivir con él y formar una familia. Igualmente, cuando le preguntas su opinión, sólo atinará a contestar sobre tus deseos.

Pero, ten cuidado, si entre tanta palabra no ves una sola acción, este tipo de chico no es un potencial marido.

#2 El de las excusas
Sus excusas para no concretar un matrimonio no tienen fin. Entre terminar la carrera, establecerse económicamente, hasta las necesidades de sus padres o incluso, perder peso.

El abanico de pretextos es amplio, variado y a veces, absurdo, y nunca dirá que sí a concretar planes de matrimonio.

#1 El que busca diversión
Este hombre sólo habla de diversión y sexo. Le escapa a los diálogos serios sobre matrimonio y futuro. No busca establecerse, confiar en una mujer ni mucho menos, hijos. Sólo le interesa la diversión, y cuando se habla de matrimonio, cambia la cara, finalizando el tema con frases como “Estás echando a perder el momento con eso”.

Son muchos los hombres que le temen al compromiso, pero también están aquellos que brindan señales de estar preparados para el matrimonio. Lo importante es que sepas elegir bien y estés segura de la decisión de casarte.