El esperma más antiguo del mundo

El esperma más antiguo del mundo fue hallado en una cueva australiana, en el yacimiento de Bitesantennary en Riversleigh, Queensland.

Allí encontraron los científicos ostrácodos fosilizados, unos diminutos crustáceos de agua dulce. Estos animales apenas miden unos pocos milímetros y tienen un cuerpo blando protegido bajo sus caparazones.

Pero sus órganos reproductores ocupan un tercio del cuerpo cuando son adultos y la longitud de sus esperma –enroscado y comprimido dentro de estos órganos– puede igualar e incluso superar el tamaño del animal.

Esto hace que sea uno de los seres vivos con las células espermáticas más grandes del reino animal.

Los fósiles hallados en Bitesantennary son de ostrácodos que vivieron en el Mioceno, y los investigadores de la Universidad de Nueva Gales de Sur que los encontraron se sorprendieron al hallar bajo sus caparazones células de esperma, con núcleos de los espermatozoides, en un excelente estado de conservación.
“El descubrimiento del esperma, completo con su núcleo, fue totalmente inesperado. Nos hace preguntarnos qué otro tipo de preservación extraordinaria espera aún ser descubierto en estos depósitos”, dijo Archer, quien lideró el equipo que recogió los fósiles cuyo análisis publica la revista científica Proceedings of the Royal Society B.

“Este el esperma fosilizado más antiguo jamás hallado en los registros geológicos”, añadió Archer.

Fuente: BBC Mundo
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook