Recomiendan no abusar de los descongestionantes nasales

Con el cambio de clima los casos de resfrío aumentan, y también el uso de descongestionantes nasales. Pero el uso excesivo de esta sustancia podría derivar en complicaciones como rinitis, sinusitis crónica, hipertensión arterial, arritmias cardíacas, entre otras reacciones adversas.

“El abuso de las gotas descongestionantes puede llevar a la aparición de una rinitis medicamentosa, que se caracteriza por obstruir en forma de rebote, y aún más, las fosas nasales pudiendo llevar al desarrollo de sinusitis crónica”, afirmó la doctora Olga Barón, especialista en otorrinolaringología del Sisol.

Advirtió que en algunos casos puede llegar a provocar una adicción, la cual se manifiesta cuando el paciente experimenta, al inicio, un rápido alivio de la congestión nasal, pero esto se hace cada vez menos duradero y se aplica con más frecuencia y desesperación.
El uso de descongestionantes nasales está prohibido en niños menores de dos años, ya que son más propensos a reacciones adversas cardiovasculares. En adultos, los más vulnerables son aquellos que sufren de arritmias, hipertensión, asma porque podría provocar una crisis.

Dijo que si bien estos productos sirven para descongestionar las fosas nasales, deben ser usados bajo prescripción médica y se recomienda no administrarlos más de una semana.

Afirmó que no todos los resfríos o gripes requieren descongestionantes pues gran parte de estos cuadros son de origen viral y sólo basta un tratamiento sintomático basado en descanso, el aumento en la ingesta de líquidos calientes, gárgaras de agua con sal, entre otros cuidados.

Los descongestionantes se venden hasta en tres tipos de presentaciones: gotas, capsulas y gel, que se recetan de acuerdo al estado del paciente y el criterio del médico, pero también hay otras alternativas más sencillas como el uso de antinflamatorios y agua con sal.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook