Ir al contenido principal

Los ataques de ira multiplican por cinco el riesgo de infarto

Las personas que sufren ataques de ira tienen mayor riesgo en las dos horas siguientes de tener un ataque al corazón o un derrame cerebral, según un estudio de científicos europeos publicado este martes.

El estudio es el primero que confirma gracias a importantes datos estadísticos que existe una relación entre las emociones fuertes y los riegos cardíacos, aunque todavía se desconocen con exactitud las causas biológicas. En las dos horas posteriores a un ataque de ira, el riesgo de padecer un infarto de miocardio o un síndrome coronario agudo se multiplican casi por cinco (un aumento del 4,7%), comparado con los períodos de calma, explica el estudio.

Por su parte, el riesgo de derrame cerebral aumenta un 3,6% mientras que también se incrementa el riesgo de sufrir arritmias. En el caso de personas con problemas cardiovasculares esos riesgos son todavía mayores.
“A pesar de que el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular agudo es relativamente bajo con un solo ataque de ira, aumenta en las personas con ataques frecuentes”, explica Elizabeth Mostofsky, de la Harvard School of Public Health en Massachusetts, en Estados Unidos. “Esto es particularmente cierto para las personas que tienen riesgos añadidos o para los que ya han sufrido ataques al corazón, derrames cerebrales o tienen diabetes”, añade.

Según las estadísticas de los investigadores, en un grupo de 10.000 personas con bajo riesgo cardiovascular que sólo se enfadan una vez al mes, se registra un caso de ataque al corazón más que la media. Ese aumento puede se de hasta cuatro casos por cada 10.000 personas en individuos con alto riesgo cardiovascular.

Entre las personas que tienen cinco ataques de ira al mes, el aumento de ataques al corazón por cada 10.000 personas con poco riesgo sería de 158, según el estudio. Si esas personas con frecuentes ataques de ira tienen además un alto riesgo cardiovascular, los ataques se incrementan en 657 por cada 10.000.

El estudio, publicado por el European Heart Journal, recopila las conclusiones de nueve estudios anteriores con información sobre grupos de personas de los que se conocía su comportamiento relacionado con la ira.

El estudio analizó más de 5.000 casos de ataques al corazón y al menos 800 de derrames cerebrales.

Hasta ahora los estudios para sobre esta cuestión estaban basados en grupos pequeños y los resultados eran poco fiables, según los científicos.

Este nuevo análisis no revela sin embargo las causas biológicas de esta relación entre la ira y los ataques al corazón.

Los autores citan estudios anteriores que demuestran que el estrés psicológico aumenta la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea y que esos cambios pueden provocar trombosis y estimular una respuesta inflamatoria del sistema inmunitario.

Sin embargo, señalan, todavía habrá que precisar cómo funciona esta relación con el objetivo de que los médicos sepan si es mejor un tratamiento para reducir el colesterol o la presión sanguínea o bien ayuda psicológica para impedir los ataques de ira (o una combinación de los dos tratamientos).

Entradas populares de este blog

Independencia Dominicana - Un hermoso poema

Al grito libertario coronado de glorias la humillante presencia de botas opresoras desterramos al fin en la puerta sagrada de la misericordia plasmadas en las letras brillantes de la historia juraron los patricios libertad o morir. Retumba el trabucazo en las manos de mella que inicia la epopeya de la emancipación anunciándole al mundo que ha nacido Quisqueya libre dominicana y orgullosa nación. Los ríos se tiñeron con sangre vengadora pues con ella pagaron su larga sumisión de este pueblo indomable que en guerra redentora es libre como el viento y el yugo que desdora de su odiada cadena con furia destructora desde entonces y por siempre rompió todo eslabón. Inmenso el heroísmo ese día de febrero veintisiete … el honor pudimos recobrar al izar la bandera como pájaro en vuelo remontando los cielos de la gloria inmortal. Gracias eximios

Todos los detalles sobre la casa del kilómetro 5 en la vega

Probablemente nadie del Cibao logró llegar a la juventud sin anidar en su interior el terror que sus mayores le infundieron sobre la “Casa Embrujada” de la autopista Duarte, “donde los más valientes que intentaron dormir alguna vez amanecieron tirados, y sin explicación, en medio de la carretera”. En campos, como Tireo, Constanza, donde el servicio de electricidad tardó en llegar hasta 1987, los ancianos dejaban en vilo las noches frías de los pequeños con diversas historias de terror sobre la vivienda de leyenda. Pero a la casa, localizada en un pequeño alto de la autopista, mirando hacia el valle de La Vega, parece que le llegó el fin de su misterio. Decenas de niños de los barrios más cercanos se acercan y entran a la vivienda en los últimos días, inspirados en la curiosidad de encontrarse de frente con algún fantasma u otra experiencia de carácter extrasensorial. La mayoría se mofa del supuesto misterio y algunos conductores se empiezan a detener en la autopista para saltar la

Médicos, militares y policías recibirán incentivo especial por labor durante estado de emergencia.

El Ministro de la Presidencia, Gustalvo Montalvo, anunció la tarde de este martes que los médicos y personal de las Fuerzas Armas y policías recibirán un incentivo especial por su trabajo realizado durante estado de emergencia en la lucha contra el COVID-19. ¨Durante los meses de abril y mayo se compensará con un incentivo especial de 5,000 pesos a todo el personal operativo del Ministerio de Salud Pública, Servicio Nacional de Salud, Promese Cal, del Sistema 911, de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional y del Centro de Operaciones de Emergencias, mientras que, por su parte, los médicos y oficiales superiores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, recibirán este incentivo especial, por un valor de 10,000 pesos, cada mes¨ dijo Montalvo durante la transmisión en vivo. El funcionario resaltó la labor realizada por los servidores públicos, el cual calificó como extraordinaria en estas circunstancias excepcionales, por lo que consideró que merecen ser recompensados. E