Ir al contenido principal

Jill Farrant, la científica en busca de la resurrección

El sueño de la investigadora sudafricana es combatir el hambre y la pobreza, y para ello ha dedicado dos décadas a estudiar los secretos de las llamadas plantas de la resurrección. Tras meses de sequía en los que aparentemente quedan secas y sin vida, estas plantas tienen la capacidad única de revivir con las primeras lluvias.

Estos seres vivos fascinan a Farrant desde la niñez y tienen, según la botánica, la clave genética para lograr cultivos verdaderamente resistentes al gran enemigo de millones de agricultores en el mundo: un largo y devastador período de sequía.

El trabajo de Farrant ha sido comparado una y otra vez con su “resurrección” personal. La científica no sólo se recuperó de un serio accidente que le causó una lesión cerebral, sino que venció al alcoholismo del que hoy habla públicamente en su sitio en internet para ayudar a otros en una lucha similar.

La primera vez que Farrant vio una planta de la resurrección tenía nueve años y registró este evento extraordinario en su diario.
“Crecí en una finca aislada y en lugar de juguetes me divertía con plantas y pájaros”, recuerda la científica desde Sudáfrica, donde es profesora de Fisiología Molecular en la Universidad de Ciudad del Cabo.

“Solía pasar horas en la Naturaleza. Vi unas ramas secas que salían de unas rocas y un par de días después, luego de una lluvia, volví al mismo lugar y vi que las ramas tenían hojas verdes. Se lo conté a mi padre que era agricultor, pero no me creyó”.

El estudio científico de los mecanismos utilizados por estas plantas es relativamente reciente.

“Las plantas de la resurrección pueden perder 95% de su agua”, le dice Farrant a BBC Mundo.

“Pueden permanecer en estado seco, con apariencia de muertas, durante períodos largos de hasta años y revivir o resucitar entre 12 y 72 horas después de las lluvias”.

“Esto es muy poco frecuente. El 99,9% de las plantas sólo pueden perder un máximo de 45% por un período muy corto de horas, antes de morir”.

Con cruzamientos e ingeniería genética se ha logrado aumentar la resistencia de algunos cultivos, pero “no existen actualmente cereales verdaderamente tolerantes a la sequía”.

La mayoría de las plantas de resurrección conocidas se encuentran en el sur de África, pero “América Latina cuenta con algunas especies y más y más están siendo divulgadas”.

“Antes del descubrimiento de las plantas de resurrección, no sabíamos que una planta podía disecarse y no morir”, apunta Farrant en conversación con BBC Mundo.

Se trata de un fenómeno complejo que involucra muchos mecanismos diferentes de protección de la planta, según la investigadora.

“El proceso está relacionado con la producción de azúcares, que contribuyen por último a la formación de una sustancia vidriosa en el citoplasma de las células. Este estado vitrificado estabiliza el tejido seco. Otros factores que juegan un rol son metabolitos protectores como el glicerol, grandes cantidades de antioxidantes y proteínas asociadas al estrés”.

“He estudiado los mecanismos de protección usados por ocho especies diferentes de plantas de la resurrección en múltiples niveles: los genes y los mecanismos que regulan su expresión, los cambios en proteínas, lípidos y metabolitos y los cambios en la fisiología de la planta tanto al disecarse como en la rehidratarse”.

La botánica asegura haber avanzado significativamente en su trabajo para revelar esos mecanismos y transferirlos a otras plantas.

“Quiero lograr cultivos, particularmente cereales que son uno de los principales alimentos en África, que tengan propiedades similares a las plantas de resurrección, es decir, que sean verdaderamente tolerantes a las sequías”.

“Hoy en día hay cultivos que son un poco más resistentes a esas condiciones porque tienen, por ejemplo, mejores raíces para retener agua. Pero cuando las sequías son severas, todos los cultivos mueren”.

Farrant busca incorporar tolerancia a los cultivos para que “sobrevivan las sequías del futuro”.

Fuente: BBC Mundo

Entradas populares de este blog

Independencia Dominicana - Un hermoso poema

Al grito libertario coronado de glorias la humillante presencia de botas opresoras desterramos al fin en la puerta sagrada de la misericordia plasmadas en las letras brillantes de la historia juraron los patricios libertad o morir. Retumba el trabucazo en las manos de mella que inicia la epopeya de la emancipación anunciándole al mundo que ha nacido Quisqueya libre dominicana y orgullosa nación. Los ríos se tiñeron con sangre vengadora pues con ella pagaron su larga sumisión de este pueblo indomable que en guerra redentora es libre como el viento y el yugo que desdora de su odiada cadena con furia destructora desde entonces y por siempre rompió todo eslabón. Inmenso el heroísmo ese día de febrero veintisiete … el honor pudimos recobrar al izar la bandera como pájaro en vuelo remontando los cielos de la gloria inmortal. Gracias eximios

Todos los detalles sobre la casa del kilómetro 5 en la vega

Probablemente nadie del Cibao logró llegar a la juventud sin anidar en su interior el terror que sus mayores le infundieron sobre la “Casa Embrujada” de la autopista Duarte, “donde los más valientes que intentaron dormir alguna vez amanecieron tirados, y sin explicación, en medio de la carretera”. En campos, como Tireo, Constanza, donde el servicio de electricidad tardó en llegar hasta 1987, los ancianos dejaban en vilo las noches frías de los pequeños con diversas historias de terror sobre la vivienda de leyenda. Pero a la casa, localizada en un pequeño alto de la autopista, mirando hacia el valle de La Vega, parece que le llegó el fin de su misterio. Decenas de niños de los barrios más cercanos se acercan y entran a la vivienda en los últimos días, inspirados en la curiosidad de encontrarse de frente con algún fantasma u otra experiencia de carácter extrasensorial. La mayoría se mofa del supuesto misterio y algunos conductores se empiezan a detener en la autopista para saltar la

Médicos, militares y policías recibirán incentivo especial por labor durante estado de emergencia.

El Ministro de la Presidencia, Gustalvo Montalvo, anunció la tarde de este martes que los médicos y personal de las Fuerzas Armas y policías recibirán un incentivo especial por su trabajo realizado durante estado de emergencia en la lucha contra el COVID-19. ¨Durante los meses de abril y mayo se compensará con un incentivo especial de 5,000 pesos a todo el personal operativo del Ministerio de Salud Pública, Servicio Nacional de Salud, Promese Cal, del Sistema 911, de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional y del Centro de Operaciones de Emergencias, mientras que, por su parte, los médicos y oficiales superiores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, recibirán este incentivo especial, por un valor de 10,000 pesos, cada mes¨ dijo Montalvo durante la transmisión en vivo. El funcionario resaltó la labor realizada por los servidores públicos, el cual calificó como extraordinaria en estas circunstancias excepcionales, por lo que consideró que merecen ser recompensados. E