La importancia de hacer deporte

La práctica de un deporte de manera regular y mesurada contribuye no sólo a la salud física, sino también mental, además de ayudar a adoptar estilos de vida sanos disminuyendo así factores de riesgo para el bienestar.

Por este motivo, diversos planteles educativos están conscientes de que deben generar espacios de esparcimiento para los estudiantes. En general, la mayoría cuenta con políticas para la masificación deportiva.

Washington Urrutia, director de Deportes de la Universidad Mayor, resalta que “los jóvenes que realizan actividad física son más equilibrados, abiertos, cordiales y liberan tensiones. La práctica deportiva conlleva, además, a actitudes de sana convivencia. Hay reglas de juego que deben respetar y esto se ve reflejado en lo que es la vida ciudadana. Al mismo tiempo el deporte les da un plus sobre los alumnos que no practican nada, desde el sentido de responsabilidad y valores que, a través de éste, adquieren para toda la vida”.

El sedentarismo causa variados efectos en la salud, comenzando por la obesidad. Según explica Urrutia, a eso se suma la escasa posibilidad de disfrutar plenamente de la vida y poner en práctica los atributos del ser humano, porque “nosotros no nacimos en auto. Desde un inicio tuvimos que buscarnos la comida y hacer todo a través de las condiciones naturales”, opina el experto.

Por su parte, Tomás Urzúa, director de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Bernardo O’Higgins, resalta el hecho de que el campus está ubicado junto al parque del mismo nombre, lo que brinda la posibilidad de desarrollar bastantes actividades deportivas al aire libre, así como dentro de la misma institución. “Tratamos de que nuestros estudiantes tengan acceso a las áreas deportivas para que logren un mayor desarrollo no sólo intelectual, sino lo físico”, comenta.
Deportes
Son muchas las razones por las cuales la gente no hace deporte: falta de tiempo, cansancio o la edad. Sin embargo, es necesaria la auto-motivación y pensar en que hay actividades que el organismo requiere para mantenerse saludable. La televisión, el computador y los libros, aunque también producen bienestar, no son lo único que el cuerpo necesita para mantenerse bien.

Voluntad y disciplina son las claves para cambiar los malos hábitos adoptando prácticas sencillas en la vida cotidiana mientras el cuerpo se acostumbra. Por ejemplo, usar la bicicleta en lugar del auto para ir a un lugar que está cerca o subir por las escaleras en lugar de tomar el ascensor, acompañado de una dieta saludable, aportará mucho a mejorar la calidad de vida de las personas en general.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario