Estados Unidos y Cuba restablecen relaciones diplomáticas tras 53 años

Es oficial. Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, después de más de 50 años de tensas relaciones bilaterales, reabrirán sus embajadas en cada uno de sus países.

En simultáneo y cada quien en su sede de gobierno, los mandatarios de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, fueron los encargados de oficializar este histórico acuerdo.

Horas antes la noticia fue adelantada por medios de comunicación estadounidenses, entre ellos, The New York Times, Washington Post y The Guardian.

Una fuente cercana a los pasillos del despacho presidencial de Barack Obama afirmó, momentos antes del anunció oficial, que el gobierno estadounidense también hará una moderación del embargo comercial sobre Cuba, información que después se comprobaría con el discurso de Obama en la Casa Blanca y el de Raúl Castro desde El Caribe.

El Presidente de la segunda nación más poderosa del mundo dijo que igual que con Vietnam, ahora es el momento para poder entablar nuevos rumbos con Cuba. También espera la flexibilidad del Congreso para poder levantar definitivamente el bloqueo comercial.

“Hacemos el llamado a Cuba para liberar a 11 millones de personas para poder tener una fuente de esperanza, a tener una nueva vida. (...) La historia no se puede borrar, pero si modificar el futuro para el beneficio de los descendientes”, dijo Obama.

“Caminemos hacia un futuro de paz para hacer posibles los sueños de nuestros ciudadanos”, añadió el Presidente.

Agradeció a Francisco I y el gobierno de Canadá por la intervención exitosa en este proceso para que se dé el primer paso a un nuevo escenario.

Si bien Castro felicitó los resultados finales, el mandatario dijo que lo logrado no significa que los demás temas se hayan superado, quiere que el bloqueo se elimine totalmente debido a que produce “muerte y desolación a la población” a fin que los dos pueblos se unan y vivan en paz.

También exhortó a que se permita a los cubanos el viaje al exterior y la apertura de las comunicaciones. A su vez el mandatario de Cuba reiteró su disposición de recibir ayuda de organismos como las Naciones Unidas.

“Debemos aprender el arte de convivir de manera civilizada con nuestros vecinos a pesar de las diferencias”, manifestó Castro.
Raul Y Obama
Estas negociaciones, por conocimiento de un documento filtrado en Internet del gobierno de Obama,  habrían iniciado hace 18 meses por pedido expreso del propio Barack Obama con la finalidad de establecer con la isla nuevos caminos, a pesar de que "Cuba es gobernada por los Castro y el Partido Comunista".

Los temas en los cuales se discutieron en las tratativas fueron las relacionadas a la problemática de migraciones, tráfico de drogas, protección de medio ambiente y trata de personas.

Con esto ya no habrá prohibición a un país apoyado por Estados Unidos a establecer vínculos económicos con la finalidad de “potenciar el naciente sector privado cubano”.

Todas estas acciones forman parte de la ‘nueva historia’ que escriben los dos países después que el gobierno de Raúl Castro liberara a Alan Gross, sindicado como espía internacional por autoridades de la isla, y además de la entrega a Cuba de tres de sus ciudadanos de la agrupación Cinco, integrantes de la Red Avispa.

Para el senador republicano Marcos Rubio el hecho de que los dos países ya habían logrado avances hacia la normalización de los lazos bancarios y comerciales y que Washington estaba dispuesto a abrir una embajada en La Habana desde 1961, “con el fin de ser una presencia permanente en Cuba durante varias futuras generaciones.”

Con ello se permitirá la entrada y salida de altos funcionarios de ambos países en mención.

Por su parte Gross llegó a Estados Unidos al promedia las 11: 20 de la mañana a suelo norteamericano, exactamente a la base Andrews, donde se pudo reencontrar con su familia.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario