Los rebeldes prorrusos matan las terroristas más buscada del mundo, Samantha Lewthwaite

La “viuda blanca”, una  norirlandesa de 30 años convertida al islam, era la consorte del jamaicano Germaine Lindsay, un personaje que tras abrazar la fe de Mahoma decidió  en julio de 2005, contando sólo con 19 años de edad, hacerse estallar en un autobús de Londres y llevarse por delante a 52 personas.

Tras reventar su  cónyuge, la ahora interfecta supo ocultar sus actividades criminales y pasar por una inocente viuda, pero en 2009, al percatarse de que sus manejos habían sido descubiertos por la Policía, abandonó su país para instalarse en África, donde perpetró sus más conocidas carnicerías.

Lewthwaite salió a principios de año de su cubil africano con destino a Irak. Allí, se unió a Estado Islámico y entrenó  en el “oficio” a otros conversos británicos entregados a la causa de Alá. Más recientemente, se trasladó a Ucrania  para combatir al enemigo ruso, pero, según informa la agencia moscovita Regnun, un francotirador procedente de la Madre Rusia la liquidó a tiros hace una semana.
Samantha Lewthwaite 
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

1 comentarios :

  1. Bonita prosa utiliza usted para informar "objetivamente" de
    una noticia señor Carlos.

    ResponderEliminar