Congreso EEUU tendrá la mayor cantidad de mujeres en su historia

Después de ganar una elección especial, la demócrata Alma Adams de Carolina del Norte tomará el cargo la semana próxima como la 100ma mujer miembro del Congreso, la mayor cantidad de mujeres que haya tenido el Congreso en su historia.
Será un récord de poca duración. Con varias contiendas aún por calificarse, el siguiente Congreso tendrá un mínimo de 101 mujeres, incluida Adams, que además fue elegida para un período de dos años que inicia en enero.

Al menos 20 de ellas serán senadoras, la misma cifra de mujeres en la actual cámara alta. El siguiente Senado será también ligeramente más joven que el actual.

Veintinueve hispanos prestarán servicio en la Cámara de Representantes, la mayor cifra hasta ahora, mientras que la cifra de afroestadounidenses en el Congreso aumentará de 43 a por lo menos 46, incluidos tres republicanos.

El Congreso —y particularmente el Senado— sigue siendo abrumadoramente blanco y masculino. El promedio de edad de los miembros de la cámara baja era de 57 años hasta enero de 2013, según el Servicio de Investigación del Congreso. El promedio de edad en el Senado era de 62 años al inicio del actual Congreso.

Los 11 nuevos senadores son en promedio 16 años más jóvenes que los legisladores a quienes están reemplazando; en el caso de algunos de ellos, la diferencia es de décadas. Cuatro de los nuevos senadores son menores de 50 años, conformando una bancada pequeña de miembros de la Generación X. Los miembros de la Generación X siguieron a la generación de la posguerra y nacieron entre inicios de la década de 1960 e inicios de la de 1980.

Con 37 años de edad, el senador electo republicano Tom Cotton de Arkansas es el nuevo senador más joven, mientras que el republicano David Perdue, de Georgia, con 64 años de edad, es el más viejo. La edad promedio de los nuevos senadores es de 50 años, en comparación con un promedio de 66 de los legisladores salientes.
Elise Stefanik, republicana de 30 años de Nueva York, es la mujer más joven que haya sido elegida al Congreso. Alguien que también está haciendo historia es Mia Love, residente de Utah de 38 años, cuya elección representando un distrito suburbano de Salt Lake City la convirtió en la primera mujer republicana de raza negra que gana un escaño en el Congreso.

El senador Tim Scott, republicano de Carolina del Sur que ganó un período de dos años para reemplazar al senador Jim DeMint, es el primer senador afroestadounidense del sur desde justo después de la Guerra Civil.

Dos de los senadores de mayor edad, los republicanos Pat Roberts, 78, y Thad Cochran, 77, fueron reelegidos el martes, al igual que el líder de la minoría en el Senado Mitch McConnell, de 72 años. Se espera que McConnell se convierta en líder de la mayoría.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario