Papa Francisco ordena el arresto de Jozef Wesolowski por pedofilia

El ex nuncio en República Dominicana, el polaco Jozef Wesolowski, acusado de pedofilia, fue detenido este martes y se encuentra en arresto domiciliario en el Colegio de los Penitenciarios, en el Palacio del tribunal vaticano, por voluntad “expresa del Papa“.

Por primera vez el Vaticano procedió a arrestar a un altísimo miembro de la Iglesia Católica acusado de cometer abusos sexuales en perjuicio de menores de edad.

Wesolowski, de 66 años, ocupó el cargo diplomático en Santo Domingo entre 2008 y 2013, donde fue denunciado por las madres de dos adolescentes de 13 y 17 años de haberles dado dinero a sus hijos a cambio de sexo, entre otros casos.

El prelado polaco fue ordenado sacerdote en 1972 por el entonces obispo de Cracovia, Karol Wojtyla, luego convertido en el papa Juan Pablo II, quien lo consagró obispo en 2000.

“La iniciativa asumida por los órganos judiciales del Estado es consecuente con la voluntad expresa del Papa, a fin de que un caso tan grave y delicado sea afrontado sin demora, con el justo y necesario rigor, con la asunción de la plena responsabilidad de parte de las instituciones que encabeza la Santa Sede”, afirmó en un comunicado el jefe de prensa del Vaticano, Federico Lombardi. “Al prelado, ya condenado en primera instancia por la Congregación de la Doctrina de la Fe a la reducción del estado laical -luego de un proceso administrativo penal canónico- le fueron notificados los cargos de la imputación del procedimiento penal impulsado en su contra por graves hecho de abuso en perjuicio de menores sucedidos en República Dominicana”, añadió.

El portavoz explicó que dadas las condiciones de salud del ex diplomático se decidió no enviarlo a una dependencia policial.

El papa Francisco había convocado a Wesolowski en agosto de 2013, tras conocerse las acusaciones de abusos sexuales contra al menos nueve menores de edad.
En junio pasado el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, declaró que el Papa -cuando lo recibió en el Vaticano- le había prometido que no iba a descansar hasta que el prelado recibiera la pena máxima del tribunal eclesiástico.

Wesolowski fue sometido al juicio canónico, que en primer grado concluyó -en el mismo mes de junio- con la reducción al estado laical.

El ex diplomático apeló la decisión pero hoy se produjo su arresto.

La investigación se originó en la justicia de República Dominicana cuando el acusado tenía inmunidad diplomática, con lo cual en ese momento le correspondía al país de origen continuar la pesquisa judicial.

Posteriormente, la Fiscalía General de Polonia anunció la apertura de la investigación de Wesolowski y también de otro religioso polaco, Wojciech Gil, ambos suspendidos por los mismos delitos cometidos en República Dominicana.

Gil era párroco de la ciudad de Juncalito, en la provincia de Santiago, y recibía asiduamente a Wesolowski. El sacerdote polaco huyó a su país tras ser acusado de cometer abusos sexuales contra 14 menores de edad.

El caso de Wesolowski había sido criticado por el Comité de la ONU contra la Tortura, que reclamó al vaticano en varias ocasiones garantizar investigaciones inmediatas e imparciales sobre la conducta del Nuncio.

Wesolowski tuvo una larga carrera diplomática que comenzó en Bolivia y siguió en Kazajistán, Tagikistán, Kirguijistán y Uzbekistán.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario