Ir al contenido principal

¡Se casan y descubren que son hermanos!

Una mujer en busca de su madre perdida hace mucho tiempo descubrió que se había casado con su propio hermano, informó el Mirror.

Adriana, de 39 años, y su pareja Leandro, de 37, ambos brasileños, llevan juntos siete años y tienen una hija de seis.

La pareja, que se negó a revelar sus apellidos, pasó toda su vida tratando de encontrar a sus respectivas madres, que les habían abandonado cuando eran bebés.

Pero el matrimonio nunca había imaginado que ambas mujeres acabarían siendo una misma persona.

Adriana, una vendedora de cosméticos, no había visto a su madre desde que tenía un año de edad, dejándola al cuidado de su padre.

Mientras tanto, Leandro, un conductor de camión que fue criado por su madrastra, sabía que su madre también lo había abandonado en su ciudad natal de Sao Paulo cuando tenía ocho años de edad.

Mientras que Leandro se quedó en la ciudad, Adriana la abandonó para trabajar como empleada doméstica, estuvo casada durante 15 años y tuvo tres hijos.

La pareja se conoció por primera vez hace diez años después de que Adriana se divorciara y regresara a Sao Paulo.
Pronto se enamoraron y se fueron a vivir juntos. No pudiendo renunciar a la búsqueda de su madre, Adriana contactó una emisora de radio en la ciudad para pedir ayuda.

Finalmente, esta semana madre e hija se reunieron en una emisión en vivo. Pero, al final de la entrevista, la madre reveló que ella también tenía un hijo que no conocía llamado Leandro.

Al llegar a la conclusión, Adriana no pudo evitar sentir un shock emocional. ”No creo lo que me estás diciendo… Leandro es mi marido”, afirmó entre lágrimas.

Adriana y Leandro, que nunca se casaron legalmente, dijeron a Radio Globo que iban a estar juntos, a pesar de descubrir que en realidad son hermanos.

“Sólo la muerte nos va a separar. Todo esto sucedió porque Dios quería que sucediera”, sentenció Adriana.

Fuente: El Norte