Venezuela achaca el siniestro del Boeing 777 a "la Guerra de Perros" de EE.UU. y de la OTAN

El Gobierno venezolano ha lamentado el siniestro del avión malasio estrellado en Ucrania con 298 personas a bordo y ha expresado su "preocupación" por lo que considera el resultado de la "injerencia" de Estados Unidos y la OTAN.

"El pueblo y el Gobierno venezolano se unen al duelo de los familiares de las víctimas y espera que se realicen las investigaciones necesarias para identificar con certeza a los responsables de estos hechos", reza un comunicado emitido por Caracas.

El Gobierno venezolano considera que la tragedia es la consecuencia de "este tipo de situaciones que desequilibran la región" y del "caos generado por las políticas injerencistas de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, conocidas como Guerra de Perros".

Venezuela denuncia tal comportamiento de EE.UU. y de sus aliados occidentales como "una de las principales causas de la compleja situación de Ucrania, Libia, Irak, Siria y algunos países de África".

"El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela demanda que cese la injerencia de la OTAN, para la consecución de la estabilidad de la región, de modo que los pueblos que conforman Ucrania, puedan vivir en armonía y paz", concluye el comunicado.
Un avión malasio con 295 personas a bordo, entre ellos 80 niños, se estrelló este jueves cerca de Donetsk, donde se registran combates entre el Ejército y las autodefensas.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook