Joe Biden y Danilo Medina hablan de energía y migración

República Dominicana -- El presidente dominicano Danilo Medina y el vicepresidente estadounidense Joe Biden se reunieron el jueves para hablar del futuro de las relaciones comerciales, el proceso de regularización de dominicanos de ascendencia haitiana, los proyectos para impulsar la generación de energía renovables, la lucha contra el narcotráfico y seguridad.

Biden felicitó a Medina por el rápido apoyo que recibió en el Congreso para la aprobación de una reciente ley que tiene la finalidad de revalidar la nacionalidad de miles de descendientes de inmigrantes, en su mayoría de origen haitiano, que están en proceso de ser desnacionalizados por decisión del Tribunal Constitucional. "Eso esa es una pieza seria", dijo en una conferencia conjunta con Medina, en la que no respondieron preguntas.

El vicemandatario manifestó su confianza en que pronto la ley será implementada.

El Tribunal Constitucional ordenó en septiembre del 2013, en una sentencia inapelable, abrir juicios individuales para anular la nacionalidad de todas las personas nacidas después de 1929 de padres extranjeros que no tuviesen permiso de residencia.

Biden aseguró que está "complacido y francamente sorprendido" por la manera en que Medina actuó rápidamente para solucionar el conflicto creado por el Tribunal. Consideró que "uno de los secretos de la habilidad de Estados Unidos para renovarse es el consistente flujo de inmigración y su integración a la población, y eso es difícil".

Explicó que su país trabaja para "sacar de las sombras" a 11 millones de inmigrantes sin permiso de residencia porque eso hace crecer a la economía y beneficia al sistema de seguridad.

Diversas organizaciones de derechos humanos, incluidas agencias de Naciones Unidas, estiman que unos 210.00 descendientes de haitianos nacidos en República Dominicana podrían ser desnacionalizados por la decisión del Tribunal. El gobierno insiste que sólo 24.000 personas serían afectadas y de ellas, 13.000 son descendientes de inmigrantes haitianos.
Como respuesta a la presión de otros gobiernos y de organismos internacionales que cuestionaron el proceso de desnacionalización, el Congreso aprobó en mayo una ley enviada por Medina para revalidar la nacionalidad de los hijos de inmigrantes siempre y cuando hayan sido inscritos en el registro civil. En junio también abrió un proceso masivo para regularización a todos los inmigrantes

La revalidación de la nacionalidad aún no ha comenzado porque espera la redacción del reglamento para su aplicación.

Muchos de los inmigrantes haitianos carecen, sin embargo, de documento de identidad, por lo que Medina ha insistido en la necesidad de que Haití les emita actas de nacimiento o pasaportes.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y diversos grupos de derechos humanos han insistido que la ley de naturalización no resuelve todo el problema, ya que miles de personas nunca fueron inscritas en el registro civil por la negativa de las autoridades a emitirles el acta de nacimiento por ser hijos de inmigrantes.

Biden y Medina también indicaron que hablaron sobre sobre planes conjuntos para incrementar la seguridad en la región del Caribe, combatir el narcotráfico y el trasiego de migrantes. Según estimaciones del Departamento de Estado, cerca del 6% de toda la cocaína que llega a Estados Unidos pasa por la isla La Hispaniola, que comparten República Dominicana y Haití.

Medina destacó que, pese a que las exportaciones dominicanas a Estados Unidos se han incrementado 24% desde 2007 gracias al tratado de libre comercio con ese país y Centroamérica, el acuerdo "también encierra desafíos, fruto de las grandes simetrías de nuestras economías".

El gobernante pidió que Estados Unidos tome en cuenta "nuestra preocupación" sobre "los peligros que representa para la economía dominicana el Tratado del Comercio Transpacífico", que puede afectar las exportaciones dominicanas de textiles a Estados Unidos, que en la actualidad gozan de exenciones arancelarias.

En el encuentro también hablaron sobre la necesidad de impulsar proyectos de energía renovable.

Biden visitó por la tarde la oficinas de la compañía de energía solar Marítima Dominicana, donde anunció que su gobierno impulsará un plan piloto para desarrollar una reforma energética en el Caribe a fin de atraer inversiones para la producción de energías renovables.

Recordó que el Caribe es una de la zonas que más depende de la importación de combustibles, lo que afecta la economía familiar y el presupuesto de los gobierno.

Biden tiene previsto viajar este viernes a Guatemala para continuar su gira, que ha incluyó Brasil y Colombia.

elnuevoherald.com
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook