Carta con reglas para las mujeres de como comportarse durante el mundial

Durante esta época, los hombres viven dos mundos paralelos, su rutinaria y aburrida vida cotidiana, y su vibrante y fantástica vida de hincha del buen fútbol, viendo cada uno de los partidos del Mundial.

De: Los hombres futboleros del mundo.
Para: Las mujeres anti futboleras del mundo.

Leer a diario todos los medios deportivos que sean posible, y así tener tema de conversación en casa. Durante esta época, solo te voy a hablar de fútbol. ¿Qué ya solo te hablo de fútbol? Bueno, ahora te voy a hablar más de fútbol.

Las compras de la casa se realizarán por lo menos cinco horas antes del inicio del primer partido de la jornada. Bajo ninguna circunstancia se saldrá de la casa durante la transmisión de los partidos. Incluso, tampoco se podrá salir cuando se repitan los partidos.

La televisión más grande de la casa tiene un solo dueño: YO. Ninguna otra persona podrá ver en el televisor. ¿Y dónde va a ver Peppa Pig la bebé? Bueno, es hora que la vida no solo son dibujos animados, también hay deportes… Bueno, solo hay un deporte, el fútbol.

Si por algún motivo tienes que pasar frente al televisor, lo puedes hacer, siempre y cuando lo hagas gateando y en absoluto silencio.

¡No te atrevas a prender la licuadora durante los partidos! Todos los batidos se hacen en horas distintas a los partidos y excepcionalmente en el entretiempo.

¿No te gustan mis amigos? Bueno, llegó la hora de que seas sociable. Una relación se hace más solida cuando eres amiga de mis amigos, así que hoy te necesito sonriendo a cada uno de los diez amigos que de seguro vendrán cada día a casa.
Lo lamento. Durante el partido soy casi como Shakira… Ciego, sordo y mudo. Mis ojos solo podrán ver las imágenes del partido, mis oídos solo escucharán la palabra “Goooool”, y mi boca solo será utilizada para hablar de fútbol. Olvídate que durante los partidos tengo que cambiar el pañal, abrir la puerta, arreglar algún artefacto. ¡Solo será un mes!

¡No comentes! Si deseas acompañarme a ver un partido, por favor hacerlo sin hacer un solo ruido. No te atrevas a consolarme si me ves triste o molesto por algún resultado. Si ahora no entiendo algunas reacciones, menos lo entenderé con la adrenalina del partido.

Nunca digas: ¿Por qué estás viendo otra vez los goles, acaso no viste el partido? Las repeticiones de los partidos y los resúmenes de goles en los noticieros son tan importantes como ver el partido en vivo. Hay detalles que se nos pueden escapar. Acuérdate que recordar es volver a vivir.

Vida social. Mi amor, agradeceré ir avisando a tus amigas, y especialmente a tu familia, que del 12 de junio al 13 de julio no vamos a poder asistir a bautizos, matrimonios, velorios y cualquier compromiso social. Mi prioridad es estar en la casa.

Una excepción a la regla anterior. Si algún amigo me invita a su casa para ver a un partido, ya sea en un bar o en su casa, la misma es aceptada en el acto.

¿Novelas? ¡Por favor! Tenemos tantos problemas en casa que no vamos a estar preocupados por problemas de otros, más aún si son historias ficticias. Durante el Mundial, en el televisor solo se ve fútbol… ¿Entendiste? ¡Fútbol!

La inauguración y la final no son partidos cualquiera. Para el 12 de junio y el 13 de julio quiero que te prepares como si fuera Navidad. Si te tienes que amanecer, por favor hacerlo.

Para finalizar, nunca digas “finalmente, solo dura un mes” o “menos mal que es cada cuatro años”. ¡Estas son expresiones muy ofensivas! Es hora que te enteres que también tenemos la Champions, Copa Libertadores, Copa Sudamericana, La Bundesliga, Liga Premier, La Liga Española y hasta el fútbol peruano.

Fuente: Mundo de Hombres
Comparte en Google Plus
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook