Ir al contenido principal

Alimentos que corren peligro de extinción

El Banco Mundial de Semillas de Svalbard podría ser confundido con un escenario de una película futurista de Stanley Kubrick.

Sobresale en una ladera de una montaña en Svalbard, un remoto archipiélago noruego situado cerca del Polo Norte, y en la oscuridad eterna del invierno del norte, brilla con un azul pálido e inquietante.

Es durante esos fríos meses cuando los científicos deciden depositar su preciosa carga en la bóveda: las semillas de 825.000 plantas de cultivo y siguen sumando.

También llamada la “Bóveda del fin del mundo”, la instalación está diseñada como salvaguardia contra la extinción de esas plantas, muchas de ellas esenciales para la alimentación.
Las variedades de fresas de supermercado, por ejemplo, están reemplazando productos locales.

En principio, estos cultivos podrían evitar la desaparición de la humanidad en caso de que sucediera una catástrofe global. Debido a las frías temperaturas en la montaña, las semillas podrían sobrevivir varias décadas sin electricidad en la bóveda.

Vienen de todo el mundo: Estados Unidos, Rusia, Corea del Norte y de otros confines, sin importar las fronteras políticas.

“Las semillas se llevan bien, no ha habido ninguna pelea todavía”, bromea Cary Fowler, un agricultor que diseñó el banco de las semillas y actualmente es el responsable de su consejo asesor y asesor ejecutivo del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos.

¿Cuál es la fuente de alimentos más escasa? Es difícil responder esto, simplemente porque hay muchas, pero hay algunas que se disputan esa posición.

En la sección de cultivos, algunas manzanas antiguas de EU. crecen en un solo ejemplar de árbol.

Otros, como la castaña americana y los chiquapins (otro tipo de fruto seco), que antiguamente eran alimentos básicos, son ahora demasiado raros para ser comercializados. Volviendo al ganado, solamente existen unas 150 cabras de Arapawa, mientras que se redescubrieron en Alabama unos 90 pavos blancos pigmeos.

Sin embargo, el ganado Kerry posiblemente se lleva el premio al ganado más raro: solamente existen 93 animales.

Muchas variedades en peligro son únicas de una sola región y no se extendieron nunca más allá de los confines de esa comunidad. Cuando las granjas pequeñas o las operaciones del negocio familiar cierran o deciden cambiar a razas convencionales, las variedades locales desaparecen.

Como resultado, en comparación a antes del año 1900, aproximadamente el 75% de la diversidad global de plantas cultivadas ha desaparecido.

A pesar de toda la diversidad guardada en el banco de semillas, muchas más cepas se han extinguido y aún más están a punto de extinción.

“Si no lo cultivamos, lo perdemos”, dice Richard McCarthy, director ejecutivo de la organización Slow Food USA.

Fuente: BBC Mundo